Acaya Servicios Sociales, Educativos y Culturales

Blog y Noticias de Acaya y de nuestro sector
la vuelta al cole
3 Jun 2020

La vuelta al cole en tiempos de coronavirus

A tres meses de la llegada de septiembre, todavía es complicado saber con exactitud cuáles serán las normas para ‘la vuelta al cole’. Las comunidades autónomas disponen de plazo hasta julio para publicar sus protocolos de seguridad.

Será obligatorio que contemplen tres escenarios: uno sin pandemia, otro en el que la situación sanitaria se mantenga bajo control, y uno en el que una nueva oleada del virus obligue al cierre de las aulas. Hasta entonces, el concepto de regresar a la escuela se transformará por completo.

La primera medida comenzará desde la casa de los alumnos y del personal del centro. La asistencia al colegio estará vigilada cada mañana con la toma de temperatura diaria antes de salir de casa. Aquellos que no tengan síntomas compatibles con la Covid-19 no podrán acudir al centro, ni los que estén en cuarentena.

Tras completar con satisfacción la toma de temperatura, lo siguiente será llegar hasta el colegio. El Ministerio avanza que es preferible optar por un transporte activo (andando o bicicleta) y los centros educativos tratarán de fomentar rutas seguras a la escuela, en colaboración con los ayuntamientos. En su trayecto no podrán llevar auriculares, pelotas u objetos que puedan contener partículas del virus, el objetivo es llevar lo mínimo imprescindible.

El autobús escolar se limpiará y desinfectará dos veces al día, se ocupará solo parte de las plazas y los niños se sentarán en zigzag. Los usuarios del transporte tendrán que usar obligatoriamente mascarillas higiénicas. Como única excepción a esta norma se podrá ubicar en asientos contiguos a personas que viajen juntas y convivan en el mismo domicilio.

A partir de septiembre, no habrá corrillos de padres a la entrada del centro, solo se consentirá su acceso en ocasiones muy excepcionales. Cuando los niños entren al centro de estudios, deberán lavarse las manos en el baño o rociárselas con los geles hidroalcohólicos repartidos por diferentes espacios del centro. En todos los baños del centro habrá dispensadores de jabón y papel disponible para el secado, o en su defecto gel hidroalcohólico, y los alumnos tendrán que lavarse cuidadosamente las manos cada vez «que hagan uso» del servicio.

Los centros que abran el comedor tendrán que acometer una mayor frecuencia de limpieza de superficies y ventilar después de cada servicio, lavar toda la vajilla, cubertería y cristalería en el lavavajillas, incluida la que no se haya usado.

«Se tendrá especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características».

15 ALUMNOS POR CLASE EN LA VUELTA AL COLE

El Ministerio de Educación da por hecho que en septiembre habrá que seguir manteniendo el distanciamiento social, lo que obligará a reducir el número de alumnos por clase a 15. Los centros educativos modificarán los temarios adaptándose las asignaturas para prestar especial atención a las competencias fundamentales y recuperar el aprendizaje que se haya podido perder desde el mes de marzo. Los centros tendrán que optimizar espacios como el uso de la biblioteca o del gimnasio para garantizar la distancia de seguridad entre alumnos, adecuar los horarios de entrada, salida y recreo – para que no se produzcan masificaciones – y combinar la enseñanza física con la virtual, como ya adelantó EL PERIÓDICO.

No sabemos a ciencia cierta cómo será la vuelta al cole el próximo septiembre, lo que sí estamos seguros es que el concepto se transformará por completo.